Convivencia, Filosofía, Servicios comunes, Vivienda Comentarios desactivados en Cohousing de familias reconstruidas o monoparentales con hijos

En la sociedad actual, un cohousing de familias reconstruidas o monoparentales con hijos cada vez tiene más sentido. Mientras que en los cohousing de seniors o en el caso del de jóvenes los cohousers son personas independientes, sin cargas familiares, el cohousing de familias reconstruidas o monoparentales es especialmente interesante de forma que los retos a los que estas familias se enfrentan en el día a día puedan ser compartidos con otras personas en la misma situación.

Hace años, los niños jugaban en las calles de los pueblos o barrios entrando y saliendo de las casas con total libertad. En cualquier momento, un grupo de cinco o seis chavales de diferentes edades podía aparecer tranquilamente a merendar. Había más comunicación y se hacían más favores que fluían naturalmente.

En la actual sociedad, este concepto de tribu en el que los niños son de todos y se crían de forman conjunta se ha ido perdiendo. El ritmo laboral y el individualismo progresivo ha derivado prácticamente en un “sálvase quien pueda”, en el que, si no se tiene la suerte de contar con los abuelos, se ha de cubrir a base de canguros, ajustes de horarios y favores.

La situación es más complicada todavía para las familias monoparentales. A menudo han de hacer frente en solitario a la situación haciendo auténticos malabares. Otro de los handicaps a los que se enfrentan los padres de las familias monoparentales es la falta de tiempo para ellos mismos. Realizar gestiones, ir a comprar, a dar una vuelta con un amigo o ir al gimnasio, puede ser imposible. Cuando no se está trabajando se está cuidando de los niños o haciendo las tareas del hogar.

En este contexto, un cohousing de familias reconstruidas o monoparentales puede ayudar mucho.  Padres y madres en situaciones semejantes y niños que se relacionan con otros niños que pasan por lo mismo. En una vivienda colaborativa se pueden encontrar soluciones más fáciles, cómodas y económicas. Por ejemplo en vez de asumir individualmente el coste de un canguro o un profesor de repaso se pueden organizar horarios y clases para todos los menores del cohousing.

Uno de los espacios comunes puede ser un área polivalente en la que puedan estudiar, jugar,  organizar una fiesta o una sesión de cine familiar. Pueden diseñarse tareas para realizar padres con hijos como encargarse del huerto urbano o realizar excursiones fuera del cohousing. Compartir otros servicios como la limpieza, puede ser una liberación que proporcione más tiempo libre para todos.

 

Comparte el artículo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

» Convivencia, Filosofía, Servicios comunes, Vivienda » Cohousing de familias reconstruidas o...
On 9 abril, 2015
By
, , , , ,

Comments are closed.

« »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR